Cuando creás algo (por ejemplo, un hijo) tu creación se vuelve ahora tu maestra. Para cerrar el ciclo completo de la evolución, el creador tiene que tener la humildad de poder aprender de su propia creación, porque allí se encuentra, a través del espejo, la capacidad de conocerse y trascenderse.
Select your currency