COMIENZA NUESTRO PRIMER VIAJE ONLINE

Sé parte de la red planetaria desde tu casa.

CLASIFICACIÓN DE LAS TAREAS

EQUILIBRIO Y DESEQUILIBRIO

EQUILIBRIO Y DESEQUILIBRIO

22 Octubre 2020

RESUMEN:

El diálogo entre “YO” y “SOY” explora el concepto de misión y propósito en la vida. El “YO” reflexiona sobre cómo a menudo se percibe la misión como un mandato externo y el propósito como un deber. El “SOY” argumenta que la vida es una continua oscilación, y la misión y el propósito son parte de la misma existencia. Se enfatiza que la vida es un baile constante, y el equilibrio no implica inmovilidad, sino la habilidad de nutrir el centro a través del movimiento. Se destaca que el eje es el “Yo Soy”, y la clave para el equilibrio radica en comprender quién eres y encontrar coherencia en todas las experiencias de la vida.

FRASE:

“El eje, el verdadero eje que mantiene el equilibrio de todas las cosas es recordar quién eres, es saber que eres, que existes.”

EJERCICIOS:

  1. Meditación de la Danza Interior:

    • Encuentra un espacio tranquilo donde puedas moverte con libertad.

    • Cierra los ojos y comienza a moverte al ritmo de tu propia respiración. Deja que tu cuerpo se mueva de manera intuitiva, sin preocuparte por la coordinación o la técnica.

    • Conecta con la sensación de tu cuerpo en movimiento. Siente cómo fluyen tus energías internas a través de cada movimiento.

    • A medida que te mueves, reflexiona sobre las áreas de tu vida que sientes que están en desequilibrio. ¿Qué aspectos necesitan más atención y armonización?

    • Después de un tiempo, detente y siéntate en silencio. Observa cómo te sientes y qué insights has ganado sobre tu equilibrio interior.

  2. Meditación de la Espiral:

    • Imagina una espiral en constante movimiento. Visualízala como un símbolo de la vida en constante evolución y cambio.

    • Cierra los ojos y lleva tu atención al centro de la espiral. Con cada inhalación, siente cómo te acercas al centro, y con cada exhalación, siente cómo te alejas.

    • Mientras haces esto, reflexiona sobre las áreas de tu vida en las que sientes que estás en desequilibrio o en movimiento constante.

    • Con cada ciclo de respiración, intenta encontrar un punto de equilibrio y calma en esas áreas.

    • Continúa el ejercicio durante unos minutos y observa cómo te sientes al final de la meditación.

  3. Meditación de la Autorreflexión:

    • Siéntate en un lugar tranquilo y cómodo. Cierra los ojos y lleva tu atención a tu respiración.

    • Pregunta a ti mismo: “¿Quién soy?”. Deja que esta pregunta resuene en tu mente sin buscar una respuesta inmediata.

    • A medida que surjan pensamientos y emociones, obsérvalos sin juzgar y déjalos pasar como nubes en el cielo.

    • Continúa repitiendo la pregunta y permitiendo que surjan reflexiones sobre tu verdadera identidad.

    • Al final de la meditación, toma nota de cualquier insight o sentimiento que hayas experimentado.