COMIENZA NUESTRO PRIMER VIAJE ONLINE

Sé parte de la red planetaria desde tu casa.

CLASIFICACIÓN DE LAS TAREAS

VISTA

VISTA

23 Noviembre

RESUMEN

En este texto, Matías reflexiona sobre la importancia de la visión, tanto la física como la interior. Destaca que nuestros ojos a menudo nos engañan al percibir el mundo externo y que la verdadera visión se encuentra en lo que no vemos conscientemente, en nuestro interior. También explora la relación entre la visión y la espiritualidad, sugiriendo que debemos mirarnos a nosotros mismos profundamente para comprender nuestras verdades internas y no depender exclusivamente de las verdades externas que nos bombardean constantemente en la era de la información. La idea principal es que al despertar nuestra visión interior y enfrentar nuestras sombras internas, podemos ver el mundo con mayor claridad y comprensión.

FRASE

“El ojo pasa a ser la herramienta primordial de la cognición, de la sabiduría, pues por los ojos se perciben las imágenes externas y se visualizan las imágenes internas.”

EJERCICIOS

  • 1.Meditación de los ojos: Encuentra un lugar tranquilo y siéntate cómodamente. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración durante unos minutos para relajarte. Luego, abre los ojos y observa tu reflejo en un espejo. Mira profundamente a tus propios ojos, sin parpadear, como si intentaras ver más allá de la superficie. Esta práctica te ayudará a conectarte contigo mismo y explorar tu mundo interior.

    2.Meditación de la mirada consciente: Practica la mirada consciente en tu vida diaria. Cuando interactúes con otras personas, especialmente durante conversaciones significativas, mantén contacto visual de manera suave y natural. Observa los ojos de la otra persona y permite que esta práctica te ayude a establecer una conexión más profunda y auténtica con los demás.

    3.Meditación de la atención plena a la visión: En tu vida diaria, practica la atención plena a lo que ves. Cuando estés al aire libre, observa la belleza de la naturaleza que te rodea. En tu entorno cotidiano, presta atención a los detalles visuales que a menudo pasan desapercibidos. Esta práctica te ayudará a desarrollar una mayor apreciación por el mundo que te rodea y a ver la belleza en las pequeñas cosas.