COMIENZA NUESTRO PRIMER VIAJE ONLINE

Sé parte de la red planetaria desde tu casa.

CLASIFICACIÓN DE LAS TAREAS

OÍDO

OÍDO

24 Noviembre 2020

RESUMEN

En este diálogo entre “YO” y “SOY”, el YO, se sumerge en una búsqueda espiritual en medio de tensiones y presiones externas. Observa cómo ha perdido el equilibrio emocional y la capacidad de escuchar su voz interior debido a las influencias negativas de su entorno. Se insta a liberar esas tensiones, a escuchar verdaderamente su cuerpo y a encontrar la armonía interna. La clave está en dejar de enfocarse en las opiniones externas y en redescubrir la alegría y la música de la vida. A través del silencio y la escucha interior, Matías busca recuperar su equilibrio y encontrar su verdad espiritual en medio del caos exterior.

FRASE

“Vuelve a oírte a ti mismo, enciende el Tercer Oído, y escucharás tu verdad.”

EJERCICIOS

  1. Meditación del Tercer Oído:

    • Encuentra un lugar tranquilo y cómodo para sentarte o acostarte.

    • Cierra los ojos y lleva tu atención a tu respiración.

    • Luego, enfoca tu atención en tus oídos internos, como si estuvieras escuchando el sonido desde adentro.

    • Silencia tu mente y permite que tus pensamientos fluyan sin juzgarlos.

    • Escucha los sonidos internos de tu cuerpo, como el latido de tu corazón o tu respiración.

    • Practica esto durante al menos 10 minutos al día para mejorar tu capacidad de escuchar tu voz interior.

  2. Meditación del Silencio Interior:

    • Encuentra un lugar tranquilo y siéntate en una postura cómoda.

    • Cierra los ojos y lleva tu atención a tu respiración.

    • Imagina un lugar de completa quietud y silencio en tu mente.

    • Con cada inhalación, visualiza cómo te adentras en ese lugar de serenidad y calma.

    • Permanece en ese espacio de silencio interior durante unos minutos, liberando las tensiones y preocupaciones externas.

    • Al final de la meditación, toma un momento para reflexionar sobre cualquier insight o intuición que surja.

  3. Meditación de Escuchar la Propia Voz:

    • Encuentra un lugar tranquilo y siéntate en una postura cómoda.

    • Cierra los ojos y lleva tu atención a tu respiración.

    • Luego, enfoca tu atención en tu voz interior.

    • Comienza a hablar contigo mismo en silencio, como si estuvieras teniendo una conversación contigo mismo.

    • Escucha tus pensamientos, emociones y reflexiones sin juzgar.

    • Esta meditación te ayudará a conectarte más profundamente contigo mismo